Monocapa & Acrílicos

fachadas monocapaLa aplicación de un nuevo revestimiento monocapa se aplica sobre las fachadas existentes, tras un saneado de la misma que consiste en la reparación de fisuras y/o picado de los elementos disgregados. Sobre el soporte se aplica un mortero monocapa, o un mortero acrílico de diferentes características según las necesidades. Con ello, el revestimiento exterior del edificio obtiene un nuevo diseño y color acorde a lo elegido por la propiedad, aportando una imagen renovada y duradera en el tiempo tras la actuación.

Eliminación definitiva de humedades

La eliminación de fisuras en fachada, así como el saneado de la misma, evita humedades que pueden estar llegando al interior de las viviendas por una falta de mantenimiento de la fachada durante los años previos.

En obra nueva, una fachada monocapa aporta una terminación duradera y que mantendrá su color y apariencia en el tiempo sin necesidad del pintado de la misma.