Chorro arena y limpiezas

El chorro de arena es la herramienta definitiva para la limpieza de fachadas, actuando donde el agua a presión y los decapantes no pueden. La aplicación mediante la maquinaria de chorro de arena, recupera el aspecto original de la piedra, ladrillo cara vista o revestimiento existente. Consigue un acabado homogéneo sin generar mayor residuo que polvo de arena, lo que resulta ideal para actuaciones en el casco urbano, entre otras.

Limpieza de grafitis

La limpieza de grafitis de superficies de hormigón, ladrillo, mortero y piedra, se puede realizar mediante chorro de arena, consiguiendo eliminar la pintura de la superficie de estos acabados. No requiere mayor preparación previa que el balizado de la zona adyacente al grafiti y la retirada posterior del polvo de arena empleada.