La importancia de la rehabilitación

A día de hoy, existe un amplio acuerdo social de que es necesario impulsar el cambio de la cultura urbanística en favor de la rehabilitación, renovación y regeneración de los edificios existentes, frenando así el desmesurado crecimiento y expansión urbana de edificios de nueva planta.

La rehabilitación aporta una identidad de barrio mayor, sentirnos orgullosos de dónde crecimos, un remodelado de la estética de las fachadas, y en resumen, el deseo de seguir perteneciendo a nuestro entorno sin vernos obligados a mudar a nuevas áreas, abandonando edificios perfectamente útiles.

Eficiencia energética

Una de las principales carencias de los edificios existentes es la eficiencia energética. Para hacer frente a este problema, se creó la Estrategia Europa 2020, impulsando una economía baja en carbono que cumpla los compromisos de reducción de un 20% de emisiones de CO2, reducción de un 20% de consumo energético e incremento de un 20% de utilización de energías renovables.

Mediante un aislamiento exterior correctamente ejecutado, con los medios y el personal adecuado, se reduce la necesidad de calefacción en los edificios. De este modo, el gasto de hoy se convierte en una inversión de mañana, haciéndonos menos dependientes de los combustibles fósiles y contaminando en menor medida el aire que nos rodea.

Beneficios

Estas actuaciones en la mejora de la envolvente del edificio a fin de reducir las emisiones de carbono están además dotadas de subvenciones por parte de Europa, Gobierno Vasco e incluso Ayuntamiento, siendo una opción muy a tener en cuenta a fin de afrontar el coste de una inversión en el edificio.

De forma directa, las personas usuarias se verán recompensadas con un aumento más que notable del confort interior y, además, verán revalorizado su inmueble resultando más atractivo en el mercado que otros sin esta mejora energética y de confort.